Una cabaña de troncos log home


Una cabaña de troncos (log home) es una cabaña, una casa hecha de troncos y leña que no ha necesitado ser serrada de forma “convencional” en un aserradero.

El término cabaña de troncos se prefiere actualmente por parte de los constructores indica una casa de menor tamaño y más rústica, como una cabaña de cazadores en un bosque.

Hay dos tipos de cabañas de troncos:

Hechas a mano: generalmente hechas de troncos pelados y sin realizar cambios en su apariencia, tal y como estaban en los árboles.

Moldeadas: hechas con un molde, donde los troncos han pasado por un proceso de manufacturación que convierte los troncos y los homogeiniza en tamaño y apariencia.

Las casas hechas a mano se han construido durante siglos en Escandinavia, Rusia y Europa del este. Se trataba de construir una casa con árboles, un hacha y un cuchillo. Los colonizadores escandinavos de New Sweden trajeron este arte de la construcción a Norteamérica a principios del siglo XVIII, donde fue rápidamente adoptado por otros colonizadores y nativos americanos. Posiblemente, las casas más antiguas de las que se tiene constancia sean las de C. A. Nothnagle Log House (hacia 1640) en New Jersey.

En la década de 1920, aparecieron en el mercado las primeras casas moldeadas, utilizando maderas pre cortadas y torneadas por máquinas. Muchas de las “log homes” de hoy en día son de este tipo, sobre todo porque requieren menor labor intensiva que las hechas a mano. Existen alrededor de 500 empresas en Norteamérica dedicadas a esta labor y construyendo tanto las elaboradas a mano como las moldeadas.